TIENES DEFICIENCIA DE VITAMINA D?

Cómo puede afectar tu salud y qué puedes hacer para corregirlo?

Qué es la vitamina D?

Es una vitamina liposoluble que actúa como una hormona con múltiples funciones en el organismo. La deficiencia de esta vitamina afecta al 50% de la población mundial. Alrededor de 1 billón de personas en todo el mundo tienen deficiencia de vitamina D y esto se atribuye a factores en el estilo de vida, el medio ambiente y a disminución en la exposición a la luz solar.

Esta se puede obtener de tres formas: 

  • La dieta   
  • Suplementos   
  • Síntesis endógena por exposición a la luz del sol. 

La forma más efectiva de todas es la exposición solar

La vitamina D es transportada al hígado donde es convertida a  25 (OH)D (forma que usualmente se mide en sangre). Según la necesidad del cuerpo esta se convierte en el riñón en 1,25 (OH)2D también conocida como calcitriol, que es la forma biológicamente activa de la vitamina D. El calcitriol incrementa los niveles de calcio en sangre al aumentar la absorción del mismo en el intestino, disminuir la excreción renal y posiblemente al aumentar la liberación de calcio en la sangre a partir del hueso. La conversión de 25(OH)D a calcitriol está estrechamente regulada por la hormona paratiroidea o paratohormona (PTH). Cuando los niveles de 25(OH)D son bajos el cuerpo produce hormona paratiroidea que a su vez reestablece los niveles de calcio al aumentar la reabsorción renal, la movilización de calcio de los huesos y al incrementar la producción de 1,25(OH)2D

Qué hace la vitamina D?

En los últimos años la evidencia científica ha permitido establecer que los beneficios de la vitamina D van más allá de la salud ósea.

Esta vitamina tiene efectos sobre muchos tejidos diferentes al hueso y su deficiencia se ha relacionado con un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer, enfermedades autoinmunes, infarto, diabetes, infecciones respiratorias, diferentes tipos de demencia y trastornos depresivos.

 DENSIDAD ÓSEA

Una de las funciones más conocidas e importantes de la vitamina D es su rol en mantener una adecuado metabolismo del calcio.

Cuando los niveles de 25(OH)D son inadecuados, no es posible mantener una adecuada homeostasis del calcio y el fósforo. Esta vitamina es responsable de regular la absorción intestinal de calcio. En deficiencia de vitamina D el intestino absorbe entre el 10 al 15% de calcio de la dieta. Cuando los niveles son adecuados la absorción intestinal aumenta llegando a un 30 a 40%. Niveles bajos de vitamina D no permiten mantener una adecuada salud ósea, funciones metabólicas y la actividad neuromuscular. 

La deficiencia crónica y severa de vitamina D en niños genera pobre mineralización y deformidad ósea conocida como raquitismo. En adultos se puede desarrollar debilidad muscular, osteomalacia y osteoporosis. 

En pacientes con osteoporosis es frecuente encontrar niveles bajos de vitamina D. Una revisión sistemática concluyó que en mujeres posmenopáusicas la prevalencia de niveles bajos de 25(OH)D es más alta, especialmente en aquellas con osteoporosis e historia de fractura .

ALTERACIÓN EN LA FUNCIÓN NEUROMUSCULAR

Existen receptores de vitamina D en el músculo esquelético. En algunos estudios se han encontrado niveles bajos de vitamina D en pacientes con cuadros de dolores musculoesqueléticos inespecíficos.

Algunos estudios ha sugerido que los niveles bajos de vitamin D pueden estar relacionados con pérdida de masa y fuerza muscular. 

CÁNCER

La vitamina D tiene un gran impacto en el funcionamiento de las células. Casi todas las células del cuerpo tienen receptores para esta vitamina. 

Existe evidencia que soporta el papel que desempeña la vitamina D en la regulación del crecimiento celular, el aumento en la diferenciación de las células y en la reducción en la proliferación celular en muchos tejidos. Estas funciones le conceden a la vitamina D un efecto protector contra el cáncer y explica porqué su deficiencia se ha relacionado con un aumento en el riesgo de desarrollar cáncer de colon, próstata, mama y ovario.

AUTOINMUNIDAD

La vitamina D juega un papel importante en la regulación de la función inmune, se ha demostrado que es vital en la modulación de la respuesta inmune innata y adquirida.

Esta vitamina actúa en el sistema inmune disminuyendo citoquinas proinflamatorias y aumentando citoquinas anti-inflamatorias. También estimula la producción de péptidos  antimicrobianos. 

Algunos estudios han demostrado aumento en el riesgo de desarrollar algunas enfermedades autoinmunes en personas con niveles bajos de vitamina D. Un estudio encontró que por cada 4 ng/dl de disminución en los niveles de vitamina D existe un aumento de 10 % en el riesgo en desarrollar esclerosis múltiple.

Algunos estudios han descrito éxito en el manejo con vitamina D en pacientes con psoriasis y otros sugieren que el consumo de vitamina D puede estar asociado con menor riesgo de desarrollar artritis reumatoidea en mujeres adultas.

SALUD CARDIOVASCULAR Y DIABETES

Existen estudios que sugieren cómo el calcitriol está involucrado en el control de la producción de renina (una de las hormonas más importantes en la regulación de la presión sanguínea).

En la literatura se ha relacionado la deficiencia de vitamina D con aumento en el riesgo de infarto y muerte temprana. Un estudio de la Universidad de Ohio encontró que esta vitamina puede ayudar a restaurar el daño en el sistema cardiovascular causado por muchas enfermedades como hipertensión arterial, diabetes y aterosclerosis. Los autores sugieren que la vitamina D puede ser importante en la restauración de la disfunción del endotelio cardiaco después de un infarto y el endotelio capilar después de un evento isquémico cerebral, diabetes mellitus y aterosclerosis.

Estudios han relacionado la deficiencia de vitamina D con un aumento en el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2, aumento en la resistencia a la insulina y  síndrome metabólico. 

Niveles adecuados de vitamina D pueden estar relacionados con reducción en el riesgo de desarrollar Diabetes tipo 1. Garantizar una adecuada suplementación de vitamina D en niños puede ayudar a revertir el aumento en la incidencia de diabetes tipo 1. 

INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS 

Existe una asociación estadísticamente significativa entre niveles bajos de vitamina D y un aumento en el riesgo de desarrollar  infecciones del tracto respiratorio.

Suplementar con vitamina D cuando los niveles están bajos puede reducir el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias dado al importante rol que desempeña en la función inmune. Un metanálisis en el 2017 demostró que suplementar con vitamina D disminuye el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias en personas con niveles de 25(OH)D por debajo de 25 ng/mL en un 70%.

Un estudio en abril del presente año estableció que suplementar con vitamina D  puede reducir el riesgo de infección y muerte por COVID-19 al disminuir la replicación viral, citoquinas proinflamatorias y al aumentar citoquinas anti-inflamatorias. El estudio recomendó a personas con alto riesgo de infección por influenza y COVID-19 tomar suplemento de vitamina D para lograr unos niveles en sangre de 40-60 ng/mL.

DEMENCIA -ALZHEIMER Y DEPRESIÓN

Algunos estudios han demostrado aumento en el riesgo de desarrollar diferentes tipos de demencia  y trastornos depresivos en pacientes con deficiencia de vitamina D.

Cómo conseguir niveles óptimos de vitamina D?

Después  de revisar todas las funciones que cumple la vitamina D en el sistema óseo y  por fuera de él, es claro que es de vital  importancia mantener unos niveles adecuados en sangre.

En cuanto a los niveles de 25(OH)D en sangre hay todavía algo de controversia, los rangos óptimos de referencia están entre 35 a 60 ng/mL y  40-70 ng/mL.

Para las personas con una enfermedad autoinmune los rangos óptimos son un poco más altos entre 45 y 60 ng/mL.

Los niveles de Vitamina D varían en cada persona y dependen de muchos factores:

-La producción cutánea de vitamina D por exposición a la luz solar va a variar dependiendo del tiempo de exposición, la pigmentación de la piel, la estación ,la latitud, la cantidad de piel expuesta y la edad. Personas de piel morena y raza negra tienen niveles más bajos de 25(OH)D que las personas blancas, sin embargo, tienen usualmente mayor densidad mineral ósea. Algunos estudios han sugerido que personas con ancestros no blancos se pueden haber adaptado a tener niveles bajos de 25(OH)D que las personas con ancestros blancos.

-El uso de bloqueador solar con un factor de protección mayor de 30 reduce la síntesis cutánea de vitamina D en un 95%. 

-La principal fuente de vitamina D en niños y adultos es la exposición al sol. El 80 a 100 %  de la vitamina D que necesitamos proviene de la luz solar. Exponerse al sol entre 15 a 30 min o alrededor de la mitad del tiempo que toma a la piel ponerse rosada cuando se expone al sol directo,  puede llevar a la síntesis de 10000 a 20000 IU de vitamina D; Sin embargo, al envejecer puede disminuir la capacidad de síntesis de vitamina D en la piel. Para personas de edad aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina D es más importante que exposiciones extensas al sol.

-Hay una asociación inversa entre los niveles séricos de 25(OH)D y el índice de masa corporal, es decir, la obesidad está asociada con deficiencia de vitamina D probablemente secundario a disminución en la biodisponibilidad de la vitamina D3 en la piel y fuentes dietarias por depósito en tejido graso.

-Las fuentes de vitamina D en alimentos son limitadas e incluyen: aceite de hígado de bacalao, pescados como salmón, bacalao, arenques, sardina, trucha, huevo, hígado y hongos.

-Suplementos:

La vitamina D tiene dos formas D2 y D3 . La forma D3 es producida en la piel en respuesta a la luz del sol. También se puede obtener de alimentos y  suplementos. La forma D2 es sintetizada industrialmente y está presente en pequeñas cantidades en hongos. Estudios han demostrado que la vitamina D3 es 5 a 10 veces más efectiva que la vitamina D2.

Si se compra un suplemento, buscar el tipo D3 que es la forma más efectiva para mantener los niveles adecuados en sangre.

Es importante suplementar la vitamina D en dosis adecuadas que van a depender de los niveles en sangre  y monitorizar frecuentemente hasta alcanzar  rangos óptimos. Como es una vitamina liposoluble se recomienda para mejorar la absorción tomar  con comidas que contengan grasas 

La respuesta individual a los suplementos varía, algunas personas pueden absorber eficazmente la vitamina D de suplementos; sin embargo, esta absorción puede ser limitada en pacientes con  problemas intestinales y disminución en su capacidad para absorber grasas.  Alteración en la absorción de  grasas es frecuente en condiciones médicas como enfermedades hepáticas, fibrosis quística y enfermedad de Crohn.

Personas que son sometidas a cirugías bariátricas pueden tener deficiencia de vitamina D después del procedimiento quirúrgico. Por esto es vital el control de niveles en sangre en estos pacientes. 

Al suplementar vitamina D  se debe adaptar la dosis  al peso de la persona. En pacientes con obesidad se pueden necesitar dosis más altas para lograr adecuados niveles en sangre. 

El aumento de los niveles de vitamina D en sangre es similar  si se toma una dosis pequeña al día o una dosis más grande y única semanalmente.

Existe riesgo de toxicidad si se toma por mucho tiempo? Si, la vitamina D es una vitamina liposoluble y por lo tanto no es tan fácil de eliminar como otras vitaminas. Una suplementación incorrecta y por tiempo prolongado también puede tener efectos negativos sobre nuestra salud. 

La vitamina K y la vitamina D  trabajan de forma sinérgica y son codependientes. La vitamina D regula los niveles de calcio en la sangre y la vitamina K se asegura que este vaya a los lugares adecuados  como el hueso y los dientes. La toxicidad por vitamina D y la deficiencia de vitamina K están asociadas con calcificaciones en tejidos blandos, riñones y vasos sanguíneos.

El magnesio es necesario para activar la vitamina D. La deficiencia en magnesio puede reducir la forma activa de la vitamina D(el calcitriol). 

Conclusiones

-Es una vitamina liposoluble  que actúa como una hormona con múltiples funciones en el organismo.

-La deficiencia de esta vitamina afecta a casi al 50% de la población mundial.

-Los rangos óptimos de referencia están entre 35 a 60 ng/mL y  40-70 ng/mL.

-Para las personas con una enfermedad autoinmune los rangos óptimos son un poco más altos entre 45 y 60 ng/mL.

-Se puede obtener de  tres formas: 

  • Dieta       
  • Suplementos         
  • Síntesis endógena por exposición a la luz del sol. 

-La forma mas efectiva de todas es la exposición solar. Es importante exponerse al sol todos los días (sin quemarse) y el mejor momento es en la mañana para  balancear el ritmo circadiano.

-La función más conocida de esta hormona es la regulación del metabolismo del calcio y del fósforo, con el fin de mantener una adecuada mineralización del hueso.

-Existe evidencia científica que sugiere relación entre la deficiencia de vitamina D y el aumento en el riesgo de cáncer, enfermedad cardiaca, fracturas, osteoporosis, enfermedades autoinmunes, infecciones respiratorias, diabetes, depresión y demencia.  

-Dada la alta incidencia de deficiencia de vitamina D en la población es importante medir los niveles en sangre.

-Si existe deficiencia de vitamina D.

Aumentar la exposición al sol.

Consumir alimentos ricos en esta vitamina como pescados, aceite de hígado de bacalao, salmón,  arenques, sardinas, huevo y hongos.

Suplementos

  • Preferiblemente en su forma D3.
  • Tomar la cantidad adecuada dependiendo de los niveles en sangre y siempre bajo supervisión médica.
  • Monitorizar los niveles hasta alcanzar un rango óptimo. 
  • Una suplementación incorrecta y por tiempo prolongado también puede tener efectos negativos sobre nuestra salud si hay toxicidad.